DEL 9 al 12 de AGOSTO DE 2018 - LA RECETA DEL ÉXITO!!
| LA MUESTRA | PROGRAMA | CAPACITACIONES Y CHARLAS | REGLAMENTOS | PREDIO | ENTRADAS Y HORARIOS | CONTACTO |
NOTICIAS . NOVEDADES
Acto Inaugural - Discursos

Primer Encuentro de Oración de cuatro credos

Es el inicio de una actividad inédita en Rafaela en la que se reunieron referentes del judaísmo, catolicismo, budismo e islamismo, en el marco de la 111º ExpoRural de Rafaela y la región.

 

En el último día de la exposición las actividades comenzaron de una forma diferente. Por primera vez en Rafaela se realizó un encuentro de religiones que sirvió para fortalecer los vínculos sociales, de tradición y comunitarios que hacen a la cultura de toda la región.
La intención fue difuminar las diferencias, por una sincera paz social, a través de este Encuentro de Oración en el que confluyeron referentes de las comunidades católica, judía, musulmana y budista, para aportar a una mayor pluralidad. Con los sonidos y las palabras de “Canción con todos”, en un coro variado se dio inicio a la actividad.
Arminio Seiferheld, vicepresidente de la Comunidad Judía de Moisés Ville, agradeció la invitación y se mostró complacido con la posibilidad de compartir con otros credos en “esta Sociedad Rural de Rafaela, tan dinámica y tan activa”, sostuvo conociendo a la entidad incluso como productor y expositor años atrás.
Como el siete por ciento de la comunidad profesando esta religión, con una creciente representación en Rafaela, destacó “estar en unión y conociéndonos, hace que nos podamos querer”. Con una breve oración coronó su intervención, “Dios nuestro y de nuestros padres y de toda la humanidad, recibe con tu misericordia nuestra oración por nuestro país y su gobierno. Derrama bendición sobre nuestro querido país y sobre todos los que ejercen su autoridad con justicia y rectitud, inspíralos con el espíritu de tu ley y de tu justicia, para que impere siempre en nuestro querido país la paz, la quietud, la felicidad y la libertad. Amen”.
Moudou Faye de la religión musulmana hizo su intervención explicando las bases de su fe. “Debemos testificar que Dios es uno y Mohamed su mensajero. Orar cinco veces al día. Ayunar el mes del Ramadán. Ayudar a la gente pobre e intentar hacer la peregrinación a la Meca”. Este referente remarcó que el hombre es una más de las criaturas de la tierra y tiene una misión mayor por ser hijo de Dios, haciendo acciones de bien y con justicia.
Mariela Samoran  y Ailén Spínola de la comunidad budista representan a la Soka Gakkai Internacional en Argentina.”Nos basamos en el empoderamiento del ser humano y en el respeto de la vida, con el recitado de un mantra que nos permite enaltecer la dignidad de la vida, con la paz, la cultura y la educación como los principales valores para ser una fuerza nueva en el pueblo, debiendo tener como fin todas las actividades la felicidad de los seres humanos”. Con tres promesas, como servir al pueblo, respetar la dignidad de la vida como premisa absoluta e irreductible; y ser victoriosos en el corazón, hace que con optimismo y alegría se trabaje para la paz, la cultura y la educación en todo el mundo.
Habiendo compartido un tratado sobre la sostenibilidad y el medio ambiente, este credo llamó a corregir acciones y políticas para que se siga dando la inseparabilidad del sujeto y el medioambiente, en cada una de las acciones para la generación de valor de un modo más creativo y hacia valores positivos.
El diácono Héctor Sosa, de la religión católica habló de la necesidad de hermanarnos y así no dañarnos. “Dios de los pobres, ayúdanos a rescatar a los abandonados y olvidados de esta tierra. Sana nuestras vidas para que seamos protectores del mundo y no depredadores”. “Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa, a contemplar, a reconocer que estamos profundamente unidos con todas las criaturas y tu cariño con luz infinita”, siguió llamando a trabajar por “el amor y la paz”, despertando gratitud por cada ser creado en pos del bien común.


“En tus manos, Dios misericordioso, ponemos la vida y la familia de todos los trabajadores agropecuarios, sus luchas y sus sueños, sus derechos y sus confesiones. Concédeles guiarse siempre en la luz del Evangelio. En tus manos, Dios providente, ponemos nuestra tierra y nuestro trabajo para que los frutos tan deseados sean buscados con justicia, compromiso y honestidad”. Del mismo modo se pidió por Argentina, “tan necesitada de la paz y la justicia social”.
Finalmente, el tesorero de  la SRR, Méd. Vet. Gabriel Reimondez cerró el espacio de las palabras, para luego dar lugar a que el coro de niños presente cierre entonando con el auditorio la canción Color Esperanza. A continuación transcribimos su discurso.


 


Tuve la posibilidad de viajar y en una iglesia de España, creo que fue en Santiago de Compostela, en la entrada llamó mi atención la siguiente frase:


Parece que ha sucedido algo nuevo, “los hombres han abandonado a Dios, no por otros dioses, sino por ningún Dios y eso no había ocurrido jamás”.


Eseo me hizo reflexionar y ponerme a leer un poco.


La historia bíblica comienza con tres patriarcas, alrededor de tres mil años antes de Cristo. El primero de ellos fue Abraham, descendiente de Noe. Su primer hijo fue Ismael, de quien descendieron las naciones árabes. El segundo hijo de Abraham fue Isaac, el segundo patriarca.


El hijo de Isaac, Jacob, fue el tercero de los patriarcas que tuvo doce hijos, fundadores de las doce tribus de Israel. Ahí nace el judaísmo.


De esas tribus surgiría el mesías, Jesús, dando origen al Cristianismo.


Más adelante en la historia, 620 años después de Cristo en Arabia, el profeta Mahoma estudioso del judaísmo y del cristianismo recibió la visita del arcángel Gabriel y así comenzó el islamismo.


Distintos nombres, distintos caminos, un mismo Dios.


Hay otros caminos espirituales, algunos de ellos aquí presentes.


Pero estoy seguro que cuando estemos en presencia del señor, no nos va a preguntar por que camino llegamos, nos va a preguntar que tan dignos fuimos, que tan honestos, que tan solidarios.


Cuando nos arrodillemos ante el no nos va a preguntar qué camino elegimos, nos va a preguntar con cuanto amor en nuestro corazón lo transitamos, y cuánto de ese amor  le dimos a los demás.


Los argentinos tenemos demasiadas grietas. Por nombrar solo algunas, “peronismo-antiperonismo”, “kirchnerismo-antikirchnerismo”, “campo-ciudad”, “institucionalizados-autoconvocados”, “pañuelos verdes, celestes, naranja”. Demasiadas grietas.


Pero aún tenemos algo bueno, cuando dejemos a un costado la pala con la que cavamos grietas entre nosotros, abrimos los brazos para recibir a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que quieran habitar nuestro suelo.


Abrazamos a todos, no le preguntamos si cree o si no cree y si cree en que cree. Casi ni le preguntamos de dónde viene, los abrazamos a todos.


Pidamos entonces en nuestras oraciones que Dios nos de el don de la sabiduría para que volvamos a creer, para que podamos cerrar las grietas, para que sepamos distinguir el bien y el mal.


Yendo a lo local, a lo más cercano, este momento de oración es  una muestra más que esta Sociedad Rural, a través de las personas que circunstancialmente la conducimos tiene las puertas abiertas a todos, a todos los productores, a todas las familias, a todos los credos.


Sepan también que los necesitamos a todos con sus ideas, sus aportes, sugerencias y también a su trabajo. Lo más importante, necesitamos sus oraciones.


Les doy las gracias finalmente por aceptar compartir este espacio con nosotros y que podamos continuar disfrutando de este día con la paz de nuestro señor.